Etiquetas

, , , , ,

Oferta y demandaEn una entrada anterior hablaba acerca de la reputación digital y de cómo esta puede impactar fuertemente la imagen profesional y personal que perciben los demás de nosotros. Sin embargo, al parecer no solo hemos dejado descuidado el mundo digital, también nos hemos auto flagelado nuestra reputación offline, es decir, nuestra reputación a secas, ni más ni menos.

La falta de seriedad, de mantenerse en las decisiones que hemos tomado vana afectando, aunque no lo creamos, nuestra reputación. El decir sí y quitarse a última hora o peor aún, el dejar metido a alguien, afectan nuestra reputación, la cual a su vez afecta nuestra marca personal, pues dejamos una percepción negativa en los demás, en aquellos que se vieron afectados por esa falta de seriedad y compromiso.

¿Cómo influye esto en nuestra vida profesional? Nos quejamos mucho del mercado laboral, de las ofertas de trabajo con tan malas condiciones y remuneración y no pensamos qué podemos hacer para mejorar las cosas desde nuestro lado. El mercado laboral “impone” ciertas condiciones (reglas del juego) para el intercambio, no deja de ser un mercado como cualquier con oferentes y demandantes pero, las decisiones las tomas tú, no el mercado laboral.

¿Qué tu talento encaje en un empleo o que un empleo encaje en tu talento? Lo ideal sería que un empleo encaje en tu talento, que el empleo te busque porque eres el indicado y no que tú lo busques a él porque estás desesperado. Eso es lo ideal pero un equilibrio entre los dos escenarios puede ser algo un poco más realista, siempre y cuando tengas claro el objetivo de contar con un empleo que encaje en tu talento.

¿Y cómo lograrlo? Buena reputación: no digas que sí para quitarte a última hora, no dejes metido a nadie y haz un trabajo excepcional. Especialízate, así te buscarán por el nivel de especificidad de tu trabajo. Gana habilidades comunicativas y demás habilidades blandas. Finalmente, no te quejes del mercado laboral, ¡decide y actúa!

Anuncios