Etiquetas

, ,

ReputaciónDigitalA pesar de tanto que se ha hablado acerca de la reputación digital, una y otra vez muchas personas siguen publicando “contenidos” en las redes sociales, que no le aportan nada a la comunidad y, que en ocasiones hacen parte de sus vidas “privadas”. Lo que estas personas no saben, es que con lo que hagan de manera consciente o no, van dejando información en internet que es accesible casi que a cualquiera.

Prueba de esto es el caso de un expresidente de la Empresa de Energía de Bogotá, el cual solo duró una semana en el cargo, debido al escándalo causado por algunos de sus tuits: ver el caso.

Es por esto que no debemos contar “todo” en Facebook, ni divulgar “todo” en Twitter, ni mostrar fotos de “todo” en Instagram. Es conveniente definir una metodología, seguir recomendaciones de expertos en Personal Branding y Reputación Digital para así gestionar bien nuestra actividad en la red.

Para la gran mayoría de profesionales, hoy en día es muy habitual tener una cuenta en Facebook, y algo menos común en Twitter, aunque el número de usuarios en Twitter viene creciendo a mayor velocidad. Sin embargo, un estudio publicado el 29 de mayo de este año por On Device Research, revela que en promedio un 8.25% de los jóvenes entre 16 y 34 años, han sido rechazados de un trabajo por sus comentarios y fotos en los perfiles de redes sociales. Lo más relevante de esto, es que cada día los reclutadores hacen más parte de los Recursos Humanos 2.0, y analizan candidatos a empleos según la presencia que de ellos se encuentra en internet ¿Disminuirá o aumentará esta cifra en un futuro? Todo dependerá de la conciencia que se logre acerca del manejo de las redes sociales.

Además de esto, muchos aún no cuentan con un blog propio y sus perfiles de LinkedIn están muy poco gestionados ¿Dónde queda todo ese conocimiento que han ido ganando y que pueden compartir con los demás? Un sitio propio es una herramienta adecuada para hacerlo, donde no solo gestionas tu imagen profesional sino donde también muestras quién eres como persona y como interactúas en tu comunidad. Un blog se convierte en el lugar donde controlas tu información y desde donde puedes empezar a gestionar tu Marca Personal, junto con una estrategia definida para redes sociales y así aumentar tu influencia, popularidad y conexiones, lo que se verá reflejado con una mejor reputación en la Web 2.0 con un poco de tiempo.

Anuncios